sábado, 31 de mayo de 2008

Intermedio: anuncios publicitarios

Bien, estaba viendo yo las noticias anoche cuando me encuentro con que ha vuelto a aparecer el enésimo anuncio de e-book, es decir, de libro electrónico, esta vez con Amazon, el gigante de las ventas de libros a través de Internet, como principal impulsor de su Kindle, que así se llama la criatura. La verdad es que el artilugio es más mono que los aparecidos en otras ocasiones, pero sigue faltándole ese espíritu que ha hecho del libro, como decía Umberto Eco, uno de los mejores inventos de la humanidad. La sencillez y la perfección del libro tradicional son muy difíciles de desbancar (véase un cuadro comparativo). Claro es que a mí me solucionaría bastantes problemas de espacio (intentad hacer compatibles 5.000 volúmenes y cuatro niños de 16 a 1 año), pero sigo prefiriendo hacer filigranas y guardarlos en doble o triple fila, almacenarlos en el trabajo, en casa de mi madre, prestarlos (a propósito, ¿alguien va a prestar un aparato de más de 200 euros?).... Y, ya que estamos, ¿os imagináis vuestras bibliotecas escolares con una única estantería y cien, doscientos e-books únicamente (y atados con una cadenilla, además)?
Os dejo también un pequeño vídeo al respecto. Me imagino que ya lo conoceréis, pero vale la pena verlo de nuevo.
videoOpciones de entrada

No hay comentarios: